El sentido de la vida

$4.00

Disponibilidad: En existencia

El sentido de la vida siempre preocupó a la humanidad. "¿Por qué vivo?" "¿Cuál es la razón de la vida?" "¿Cuál es el objetivo de vivir?"


Tratado Evangelístico (100 unidades) COLORIDO

Descripción del producto

El sentido de la vida siempre preocupó a la humanidad. "¿Por qué vivo?" "¿Cuál es la razón de la vida?" "¿Cuál es el objetivo de vivir?"

Mary Roberts Rinehart dijo sobre el sentido de la vida: "Un poco de trabajo, un poco de sueño, un poco de amor, y todo terminó".  Edmund Cooke afirmó: "Nunca vivimos, pero siempre tenemos la expectativa de la vida".  Colton: "El alma vive aquí como en una prisión y es liberada sólo por la muerte".  Shakespeare: "Vivir es una sombra ambulante".  R. Campbell: "Vivir es un corredor polvoriento, cerrado a ambos lados".  Rivarol: "Vivir significa pensar sobre el pasado, lamentar sobre el presente y temblar ante el futuro".

¿Todas estas no son afirmaciones bastante amargas y desalentadoras sobre el sentido de la vida? Parece que todos hablan sólo de existir y no de vivir verdaderamente.

Jesús tocó en el fondo de la cuestión al decir: "Yo soy... la vida" (Juan 14:6). Por eso el apóstol Pablo escribió sobre el sentido de la vida: "Porque para mí el vivir es Cristo" (Filipenses 1:21). Por eso, también el apóstol Juan comenzó su primera carta con las palabras: "Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y palparon nuestras manos tocante a la Palabra de vida, (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos y anunciamos la vida eterna que estaba con el Padre y nos fue manifestada)” (1 Juan 1:1-2).

Una revista deportiva publicó las palabras de un famoso ex entrenador y comentarista deportivo, que resumió su vida así:

Yo creía que 20 años de fama bastaría [...]. Tal vez ganar tres campeonatos y entonces, en el auge, con 53/54 años, parar [...].  Después yo pretendía recuperar todo lo que había perdido, debido al largo tiempo que estuve viajando [...].  Ahora todo parece tan sin sentido [...].  Pero aquella ansia incontrolable de conquistar el mundo no podía ser frenada [...]. Al ponerse enfermo, se llega a la conclusión: "El deporte no significa nada más - ese pensamiento es simplemente terrible.

Alguien dijo una vez: "¿Cuál es el significado de la vida cuando se convierte en antiguamente’?".

Sin Jesús, que es la vida en todo su significado presente y eterno, la vida en la tierra ofrece al máximo un "éxito vacío", e incluso ése se desvanece al final como arena entre los dedos. Por eso, oiga la voz de Jesús, que resume el sentido de la vida en una sola oración:

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a Ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien Tú has enviado” (Juan 17:3).

Tratado Evangelístico (100 unidades) COLORIDO

Información Adicional

Páginas 4
Autor(es) Norbert Lieth
Editor Llamada de Medianoche