¿Cuál crees que es la NECESIDAD más grande del mundo?

Precio normal: $4.00

Special Price $3.50

Disponibilidad: En existencia

Tratado Evangelístico (100 unidades) COLORIDO

Descripción del producto

Si fuese Económica Dios hubiese enviado un Ministro de Economía. Si fuese la Seguridad Dios hubiese enviado a un policía. Si fuese un Mejor Empleo Dios hubiese enviado un Ministro de Trabajo. Si fuese la Salud Dios hubiese enviado un doctor. Pero entendiendo que nuestra mayor necesidad es la de experimentar una relación personal con Dios nos envió un SALVADOR Divino.

¡La necesidad más grande del hombre es la de conocer a Dios y disfrutar de su compañía por toda la eternidad! La Biblia afirma que el hombre está separado de su Creador por causa del pecado. Pero con el fin de proveer una solución al respecto Dios envió a Cristo para perdonarlos. Estimado amigo y lector si Dios genera inquietudes en su corazón con respecto a esto le pedimos que lea este folleto hasta el final con un corazón abierto a permitir ser moldeado por las enseñanzas de la Biblia.

He aquí 4 verdades extraídas de la Biblia que nos guiarán a suplir nuestra necesidad más grande: la de iniciar una relación personal con el Dios vivo y verdadero.

1. El "corazón" del problema es el problema del corazón.
La separación de la humanidad con su creador es tan real como la distancia que existe entre el sol y nuestro planeta. ¿Qué nos distanció? El Pecado. La Santa Biblia dice en Romanos 3:23 "Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios". Quizás sientes que eres una buena persona. Pero ¿comparado con quién? La Palabra de Dios nos relaciona con la gloria santa de Dios y por esa razón es que estamos perdidos y no podemos entrar a su presencia en el cielo. "No hay hombre justo en la tierra que haga el bien y nunca peque" (Ec.7:20).

2. Cara a cara con Dios en el Juicio más grande de la historia humana.
Si usted muriera hoy enfrentaría el juicio final totalmente consciente de su culpabilidad. Estaría cara a cara con su Creador el único Dios verdadero Santo Justo que aborrece el pecado y que no tendrá por inocente al culpable. La consecuencia: la eterna separación de Dios perdido por la eternidad. "Y está establecido para los hombres que mueran una sola vez y después el juicio" (Hebreos 9:27). “La paga del pecado es muerte…” (Romanos 6:23).

"Los cuales sufrirán eterna perdición excluidos de la presencia del Señor y de la gloria" (2 Tes. 1:9). "Y el que no se halló inscripto en el libro de la Vida fue lanzado al lago de fuego" (Apocalipsis 20:15). La Santa Biblia es muy clara en cuanto al destino eterno de cada una de las personas es el cielo o el infierno. No hay otras cosas o lugares como el purgatorio o la reencarnación. Éstas son doctrinas que la Biblia desconoce.

3. Buenas noticias para usted: Dios le Ama y le quiere perdonar.
Dios no quiere que nadie se pierda en el infierno. El infierno fue hecho para el diablo y sus demonios quienes serán condenados allí. Ellos quieren que usted siga su destino de perdición lo odian porque Dios lo ama.

Dios envió a su propio Hijo al mundo en forma humana para morir y pagar por nuestros pecados y así poder salvar al culpable sin comprometer su justicia. Juan 3:16 dice: "Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en Él cree no se pierda mas tenga vida eterna". Romanos 5:8 nos dice: "Mas Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros". Y 2 Pedro 3:9 nos recuerda: "No queriendo que ninguno perezca sino que todos procedan al arrepentimiento".

4. Entrar al cielo es un obsequio no se merece ni se consigue por buenas obras.
Cristo el único ser humano sin pecado – porque es Dios mismo – venció la muerte resucitó corporalmente está vivo hoy y lo puede salvar si usted lo invita a ser su Salvador.

La Biblia dice que la salvación es un Don (regalo) de Dios: "no por obras para que nadie se gloríe" (Efesios 2:9). En el cielo nadie se va a enorgullecer de estar allí por sus propios méritos sino por la obra perfecta de Cristo. Ahora Dios espera su respuesta al mensaje de amor más grande. Si usted quiere en este instante recibir el perdón de sus pecados el regalo gratuito de la entrada al cielo haga una oración aceptando a Cristo como su Dios y Salvador. Hable con Dios sencillamente tomando esta oración como modelo: "Dios reconozco que estoy perdido en mi pecado pero creo ahora en Cristo. Te pido perdón por mis pecados. Sálvame en este momento. Amén". Contáctanos queremos ayudarte en tu nueva vida en Cristo.

Tratado Evangelístico (100 unidades) COLORIDO





Información Adicional

Páginas 4
Autor(es) Llamada
Editor Llamada de Medianoche