Tratamiento natural para diabéticos

Antje Naujoks

Los datos mundiales acerca de la diabetes varían, pero una cosa está clara: millones de personas se ven afectadas por esta enfermedad. Muy pronto a muchos diabéticos se les aliviará la vida gracias a investigaciones israelíes.

Existen diferentes formas de diabetes con variados factores desencadenantes. La lista de los peligrosos efectos que genera en la salud es larga, y dificulta la vida de los afectados. Por eso el mundo de la investigación medicinal está intensamente ocupado con el tema diabetes. Las innovaciones de los últimos años tienen que ver tanto con recursos técnicos (por ejemplo, dispositivos para facilitar la determinación del contenido de azúcar en sangre o aplicaciones de teléfono celular para la planificación de la alimentación) como también con experimentos para aliviar el sufrimiento por medio de medicamentos innovadores. Mucho ha cambiado en este sentido en los últimos años. Por ejemplo, en el horizonte de investigación, también se encuentra la píldora de insulina que está en una etapa avanzada de desarrollo. Dicha píldora se remonta a las investigaciones de la empresa israelí Oramed Pharmaceuticals Ltd, y actualmente está en la fase de experimentación clínica.

Muchos de los afectados por la diabetes, sobre todo las personas que muestran los primeros indicios de un desarrollo futuro de esta enfermedad, pueden mantenerla bajo control por bastante tiempo a través de un estilo de vida adecuado, que naturalmente debe ser sano, con una alimentación equilibrada, y momentos de ejercicio físico. Muchos piensan inmediatamente en la palabra renuncia, especialmente cuando se trata de diversas golosinas, pero lo clave para los diabéticos es más bien una planificación exacta, a través de un cuadro claro que registre los alimentos ingeridos. También es cada vez más frecuente encontrarse con personas que recurren a remedios naturistas tradicionales; por ejemplo ya Sebastian Kneipp (s. XIX) recomendaba el fenogreco para estimular la producción de insulina y mejorar la eficacia de esta hormona.

Posiblemente el mundo muy pronto mire hacia Israel, a la investigación de la Dra. Tovit Rosenzweig para hallar una manera natural de mejorar la regulación del nivel de azúcar en sangre. La Dra. Rosenzweig hizo su licenciatura en la facultad agrícola de la Universidad Hebrea de Jerusalén y continuó sus estudios en la Universidad Bar-Ilan. Después de su graduación en 2002, se trasladó a la Universidad Ariel, donde trabaja desde entonces en el área de ciencias de la alimentación y ciencias moleculares de la vida, y donde entretanto también dispone de un numeroso séquito de colaboradores. Desde hace años Rosenzweig está estudiando la pimpinela espinosa (sarcopoterium spinosum), muy común en Israel. Este arbusto enano (con un máximo de 60 centímetros de altura) que ama el sol y tiene muchas ramas, aparece en regiones semiáridas, en la estepa y el desierto. Mencionada tanto en la Biblia como en el Corán, la pimpinela espinosa es conocida en la botánica tradicional árabe como analgésico. Se dice que en 1926 una misión alemana visitó la región para confirmar los rumores de que los beduinos podían sanar los síntomas de la diabetes con un té que preparaban con componentes de este arbusto espinoso. Estudios posteriores de la Universidad Hebrea de Jerusalén confirmaron que las raíces y la corteza de la planta contienen elementos que producen efectos positivos sobre la diabetes.

Esto es lo que la Dra. Rosenzweig estudia desde hace años. En 2003, sus investigaciones recibieron por primera vez subvenciones dignas de mención. Además, hace algún tiempo Rosenzweig desarrolló un extracto de estos componentes y ha solicitado una patente. Recientemente, se llegó a saber que ahora se enfrenta a otro paso significativo, acerca del cual la doctora expuso frente a la prensa: “Nuestras investigaciones hasta ahora han dado muy buenos resultados. La influencia sobre el nivel de azúcar en sangre es muy bueno, de modo que ahora nos encontramos iniciando las primeras series de experimentos clínicos”. Con toda seguridad se puede afirmar que este emprendimiento de investigación israelí en la Universidad Ariel de Samaria, traerá aún más novedades.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad