Torre que ilumina el mundo

Mori Lidar

Se construyó en el sur de Israel, la torre solar más alta y más tecnológicamente avanzada del mundo, que pertenece a un enorme parque solar único en el planeta.

Se le ve de buena distancia ya que en algún lugar a lo lejos parece brillar algo; hasta se podría pensar que fuera un espejismo. Pero entonces uno nota que la luz del sol se está reflejando en una torre. Tiene el aspecto de un faro, pero ¿qué hace un faro en el desierto? Se trata de una torre solar en medio del Desierto de Neguev, en Israel, que está rodeada por una infinidad de otros objetos brillantes que ocupan una enorme superficie. Estos son 55,000 espejos, que junto con la torre conforman un parque solar.

Ya desde 30 kilómetros de distancia se puede ver la torre. Cuando se llega allí hay un cartel que dice: “Bienvenidos a la comunidad Ashalim”. Esta se encuentra a apenas 40 kilómetros al sur de Beerseba, cerca de la carretera que lleva al Kibutz Sde Boker, a 25 kilómetros de la frontera con Egipto. Aquí en tierra de nadie, Israel levantó un gran proyecto solar que le ha dado varios récords al país. Por ejemplo, con 240 metros de altura esta torre es cuatro veces más alta que la instalación piloto en Jülich, Alemania. Por eso, Israel es considerado uno de los pioneros en el aprovechamiento de la energía solar. Por un lado, el país durante muchos meses del año tiene abundancia de sol, y por el otro, ya Ben-Gurion tuvo la visión de aprovechar el sol como fuente de energía. A raíz de esto, Israel se ha hecho un nombre a nivel mundial en lo que tiene que ver con la explotación de energía limpia. La idea del gobierno es que de la investigación y el entusiasmo innovador también puedan beneficiarse los propios ciudadanos, de modo que los mandatarios se han puesto una meta ambiciosa: para el 2020 se quiere cubrir con energía limpia alrededor del 10% de la energía que consume la población del país.

Con este trasfondo, en los pasados meses, se acabó la instalación de este enorme parque solar, el cual (como ya se señaló más arriba) se encuentra en medio del desierto. La expectativa es que en el futuro provea alrededor de 310 megawatts de electricidad, con los que se podría suministrar corriente a 130,000 viviendas (el 5% de la población del país). En general trabaja con equipos conocidos y ya probados a nivel mundial, pero también se utiliza un sistema nuevo del que se dice que incluso captura la energía solar después del atardecer. Más allá de todo esto, lo que más impresiona es la torre solar que sobrepasa a cualquier altitud en la zona, y que a causa de su revestimiento de acero inoxidable brilla llamativamente.

Aparte de la torre también están los 55,000 espejos que se extienden por más de 300 hectáreas, lo que corresponde a 430 canchas de fútbol. Los espejos inalámbricos se orientan por WLAN según la posición del sol, y cubren una superficie de reflexión de un millón de metros cuadrados. Este parque solar cuenta con un sistema de agrupación de la radiación directa, que tiene un grado de eficiencia superior al de las instalaciones fotovoltaicas. El parque de espejos dirige la energía solar capturada a un enorme tanque de agua instalado sobre la torre y hace hervir el agua. El vapor acciona turbinas que producen la electricidad deseada, permitiendo que anualmente se evite la emisión de 110,000 toneladas de gas de invernadero.

Este proyecto comunitario llamado Megalim Solar Power ha costado 773 millones de dólares estadounidenses, y fue financiado en gran parte por el consorcio estadounidense General Electric. Participan también la empresa californiana Brightsource, el consorcio mixto francés Alstom y el fondo israelí de inversiones Noy. Combinando sus esfuerzos, estas empresas llevaron a cabo la instalación de este parque solar que causó sensación en el mundo y fue noticia en la prensa de varios países.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad