¿Pronta “paz” en el Oriente Medio?

Nathanael Winkler

Los norteamericanos quieren presentar un plan de paz para Israel y el Oriente Medio, que se supone será el “trato del siglo”.  ¿Realmente es posible la paz, y podría contribuir esto al cumplimiento de la profecía bíblica?

La administración de Trump anunció que, en el verano de 2019, después de las elecciones en Israel, presentará su contrato de paz para el Oriente Medio. Este plan fue preparado intensivamente durante dos años. Lo que contiene y lo que exigen los Estados Unidos aún no se sabe.

El contrato es denominado “Deal of the century” (trato del siglo).

Jared Kushner, judío y yerno del presidente estadounidense Donald Trump, es el emisario norteamericano para el contrato de paz. En una entrevista con Sky News, de habla árabe, reveló algunos detalles.

“El plan de paz norteamericano es muy detallado y se concentrará en trazar las fronteras del país y en resolver las cuestiones claves”, dijo y agregó: “Queremos que los palestinos sean reunidos bajo un liderazgo que ellos quieran – un gobierno no corrupto que se ocupe de sus propios intereses.”

Kushner y Jason Greenblatt, el director de las negociaciones internacionales del presidente de los EE.UU., están negociando con Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Catar, Omán y otros países musulmanes, para ganar el apoyo político y financiero de ellos para el futuro contrato.

Los mediadores norteamericanos esperan concesiones de ambas partes en el conflicto entre Israel y los palestinos. Ellos exigen soluciones intermedias y abnegación para una solución futura.

Todo esto se dio a conocer poco después de la Conferencia del Oriente Medio en Varsovia, en la cual Israel participó juntamente con muchos Estados árabes. Y esas eran naciones que, de otro modo, rechazaban todo contacto con Israel.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, luego denominó los diálogos con los ministros árabes de “momento histórico decisivo”. En la cena de apertura, participaron el primer ministro israelí y numerosos ministros de asuntos exteriores de Estados árabes. Juntos y con énfasis descomunal, en claridad y unidad, habrían hablado sobre la amenaza común a través del régimen iraní, según Netanyahu.

Israel recibe cada vez más reconocimiento en el mundo árabe. El Estado judío es cada vez más aceptado como un hecho en la región. La política árabe y los medios de comunicación árabes, entretanto, no solamente mencionan a Israel, sino que, en parte, también lo presentan como un ejemplo positivo. Eso muestra que se está dando un cambio en el ideario y en la actitud.

Digno de notar es también, que la apertura de la embajada estadounidense el 14 de mayo de 2018 en Jerusalén causó poca resistencia nada menos que en el mundo árabe.

Si el “trato del siglo” de Trump se impone, dependerá de las elecciones de abril en Israel y de la coalición que entonces surgirá. Abu Mazen, el presidente de la Autoridad Palestina, ya se opone por principio a un contrato de este tipo. Con sus 83 años de edad, se encuentra al final de su carrera política, y él no quiere entrar en la historia como aquel que acepte concesiones con el “enemigo sionista”.

Decisiva para la imposición y el éxito del contrato del lado palestino, será la presión por parte de una coalición de los Estados árabes determinantes, y del lado israelí, las expectativas de los EE.UU. como aliado más cercano y amigo de Israel.

Trump es conocido por ser resuelto y uno que cumple sus promesas cuando se trata de Israel. En la contienda electoral, él había anunciado establecer la embajada estadounidense en Jerusalén, la capital de Israel. Esto también lo han prometido muchos otros presidentes de los EE.UU. anteriores a él. Él fue el único que lo puso en práctica.

Un contrato de paz exitoso en el Oriente Medio también puede ser una garantía para ganar las próximas elecciones estadounidenses. Lo que viene se verá.

Desde la perspectiva bíblica, sabemos que en el último tiempo habrá una cierta paz en el Oriente Medio. En la tierra de Israel reinará la paz y el pueblo vivirá seguro, antes de que ocurra la última gran incursión por Gog de Magog: “Y dirás: ‘invadiré a un país indefenso; atacaré a un pueblo pacífico que habita confiado en ciudades sin muros, puertas y cerrojos” (Ez. 38:11).

También el apóstol Pablo escribe sobre la situación de los últimos días en general: “Porque ya saben que el día del Señor llegará como ladrón en la noche. Cuando estén diciendo: ‘Paz y seguridad’, vendrá de improviso sobre ellos la destrucción, como le llegan a la mujer encinta los dolores de parto. De ninguna manera podrán escapar” (1 Ts. 5:2-3).

¿Será que este contrato de paz planificado traerá este tiempo de paz? No lo sabemos, pero podría ser posible.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad