Posición estratégica de Israel después de 70 años

Zwi Lidar

Posición estratégica de Israel después de 70 años: “Raras veces tan buena”

Son pocos los primeros ministros de países de apenas nueve millones de habitantes, que tengan una agenda tan colmada de reuniones internacionales, como lo es el caso del primer ministro de Israel. Netanyahu tiene prácticamente un compromiso por día: una visita en India que ilustra que Israel mantiene muy buenas relaciones con los Estados grandes e influyentes del mundo; poco después, una cálida reunión con el presidente de EE.UU., Donald Trump en Davos (Suiza); allí mismo, entrevistas con la canciller federal Merkel y los jefes de gobierno de Canadá, Francia y Holanda; y también, encuentros con el liderazgo de algunos consorcios internacionales. Para unos pocos días después, estaba fijada una escapada a Moscú para debatir con el presidente de Rusia algunos temas estratégicos del Cercano Oriente y juntos participar en una ceremonia en el Museo del Holocausto. Así se veían las primeras tres semanas del año 2018 para el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu.

El hecho de que Israel, para el año 70mo. de su existencia, sea considerado como “un poder regional, que está muy por encima de sus enemigos”, se debe tanto al diálogo que el país mantiene con los líderes de los países más influyentes, como a la alianza con los Estados Unidos. No obstante, también es consecuencia de las innovaciones de Israel en las áreas de medicina, agricultura, agua,  tecnología cibernética y sus innovaciones en el sector militar.   El Instituto de Tel Aviv para Estudios de Seguridad Nacional (INSS), considerado como una de las mejores instituciones de investigación en esta área temática, llegó recientemente a esta conclusión, sobre el estatus internacional del Estado de Israel.

Una evaluación similar sobre la reputación internacional y la importancia del pequeño Estado de Israel, fue realizada recientemente por dos instituciones estadounidenses. El semanario US News and World Report clasificó a Israel en el octavo lugar a nivel mundial con respecto a su posición de poder. Esta clasificación se basa en la recopilación de datos de 21,000 personas de cuatro regiones del mundo, que en total, evalúan a 80 países según diversos criterios. Otro estudio, realizado por el canal noticiero estadounidense Bloomberg, clasificó a Israel en el décimo puesto mundial en lo que a innovaciones refiere. Esta clasificación se basa en datos acerca del área de investigación y desarrollo, y la cantidad de empresas de alta tecnología.

Para su septuagésimo aniversario, se puede calificar la posición estratégica del Estado de Israel, según lo formula el INSS, “como una de las mejores durante todos los años de la existencia del Estado”. La superioridad de Israel destaca especialmente cuando se observa la región, ya que en los países vecinos uno encuentra con mucha inestabilidad y revoluciones. Precisamente eso es lo que causa que la “situación sea tensa y explosiva y que el margen de acción en política de seguridad sea restringido”, como expuso recientemente el jefe de Estado Mayor israelí Gadi Eizenkot cuando dio un discurso sobre la posición estratégica del Estado de Israel. En este discurso, el líder militar de Israel enfatizó que Irán representa una importante amenaza para el Estado, y que es una de las razones fundamentales de la tensa situación. Solo unas pocas semanas después de estas exposiciones de Eizenkot, Israel, por primera vez, tuvo que superar una confrontación directa con Irán frente a sus puertas. Esto ilustra lo frágil que es la situación con base en las amenazas iraníes, y por qué Israel no puede confiar en que haya estabilidad a pesar de su tan buen posicionamiento estratégico.

Aun así, se debería añadir en este lugar una cita proveniente del informe anual del INSS: “Israel”, dice allí, “es un hecho existente. El país disfruta de ventajas estratégicas estables y puede ser denominado como poderoso, de modo que es hora de dejar de hablar de la ‘amenaza de su existencia’. En lugar de ello, las personas con poder decisorio deberían buscar oportunidades que le sean provechosas al país en preparación para la próxima fase, es decir, su existencia de 100 años.”

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad