Números y más números

Mori Lidar

Según los datos que las autoridades palestinas ofrecen para la realización de estadísticas, la población palestina de Israel crece tan rápidamente que pronto igualará a la judía. Si este crecimiento continúa como hasta ahora, Israel pronto tendrá que reconsiderar cuál de sus dos aspectos de definición pone primero: el judío o el democrático.

Si los datos demográficos de las autoridades palestinas realmente son acertados, puede que en un futuro muy cercano el Estado de Israel se vea confrontado con el problema más complicado de su historia. El hecho es que el informe estadístico para el año 2016, publicado por estas autoridades, sostiene que el número de palestinos que viven en Israel y en las regiones palestinas, alcanzará en 2017 al de los ciudadanos judíos. Por lo demás, el informe sostiene que el número de palestinos residentes en esta zona, a pesar del descenso del número promedio de hijos por familia, sobrepasará el número de judíos en el año 2020, y en lo sucesivo los palestinos representarán la mayoría de la población.

Bajo el título “Palestina a fines del año 2016”, el informe sostiene la afirmación de que actualmente en las “fronteras de la Palestina histórica” (o sea entre el Jordán y el Mar Mediterráneo) viven 6.41 millones de palestinos. Ese número, que incluye a los alrededor de 1.8 millones de ciudadanos árabes del Estado de Israel y a los habitantes de la Franja de Gaza, aumentará para fines de 2017 a 6.58 millones, alcanzando así al número de ciudadanos judíos del Estado de Israel. Sin embargo, este empate solamente durará un corto tiempo porque, según el informe, ya en 2020 el número de palestinos en esta región llegará a 7.12 millones de personas, mientras que los judíos quedarán minoría con 6.96 millones de personas.

Desde el tiempo de los Acuerdos de Oslo, Israel y su ejército dependen exclusivamente de los datos de las autoridades palestinas para la observación del desarrollo demográfico de los vecinos palestinos. Muchos en Israel opinan que estas autoridades realizan su trabajo de manera profesional y que por eso los datos son dignos de crédito. Entonces, si los números publicados a finales de 2016 son creíbles, eso significa que, ya en breve, la mayoría judía de Israel se convertirá en minoría.

En muchos aspectos, este informe y sus números juegan a favor de todos aquellos que creen en una “solución de dos Estados”. Entre ellos se encuentra el ex secretario de Estado estadounidense John Kerry, quien poco antes de retirarse de su cargo tomó la palabra con un discurso acerca de su visión sobre el conflicto en el Cercano Oriente. En su largo discurso, Kerry expuso entre otras cosas, que los asentamientos al igual que la política del gobierno de la derecha conservadora de Benjamín Netanyahu deberían pensar más bien en una “solución de dos Estados”, ya que la otra alternativa para Israel significaría que el país se viera obligado a repensar su identidad: ¿el Estado de Israel quiere ser judío o democrático?

Más allá de estas estadísticas alarmantes, siguen habiendo aquellos que no quieren dejarse intimidar por ningún tipo de números. Varios expertos que han estudiado más a fondo el informe palestino rechazan las indicaciones numéricas como “totalmente erróneas”. Uno de esos expertos, el demógrafo Prof. Sergio DellaPergola, quien trabaja en la Universidad Hebrea de Jerusalén, dijo frente a la Comisión de la Knéset para Política Exterior y Seguridad, que el número de los palestinos residentes en Cisjordania no pasa de los 2.4 millones de personas, y que de esta forma los datos del informe están fijados por lo menos en medio millón más alto de lo real. En este contexto el diplomático israelí, Yoram Ettinger, advirtió hace algún tiempo, que la AP haría subir las estadísticas demográficas a propósito para recibir más ayuda financiera del exterior; Ettinger señala que a fines de 2015 en Cisjordania vivían un máximo de 1.75 millones de personas. De todos modos, por ahora se puede sostener que al menos en la tierra principal de Israel ha ocurrido un cambio, ya que desde 2015 la tasa de nacimientos de la población judía y de la árabe por primera vez es igual.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad