Juventud en el cambio

Mori Lidar

Más derechistas, más religiosos y más pesimistas. De esta manera se puede describir a la generación actual de jóvenes en Israel, gracias a un extenso estudio que permite visualizar el rostro que tendrá el Estado en un futuro cercano.

Las tendencias de los ciudadanos israelíes cambian con el paso del tiempo. Esto se manifiesta claramente en un estudio extenso y representativo recientemente publicado, que evalúa la auto imagen y las opiniones de la generación joven de Israel. Como resultado, se puede sostener que políticamente los jóvenes de Israel se han volcado hacia la derecha conservadora; sin excepción son más religiosos y todos muestran mayor pesimismo que las generaciones anteriores. La situación política de seguridad y los altos costos de vida contribuyen al cambio de la postura general. También las tasas de nacimiento bastante altas entre familias judías religiosas y tradicionales se encargan de causar desfases, de modo que los valores de antaño que guiaban a la gente joven de los años tempranos del Estado de Israel (socialismo, secularismo y liberalismo moral) hoy se han convertido en fenómenos secundarios entre los jóvenes israelíes.

Los resultados de este estudio de largo plazo fueron reunidos en un período de 18 años, recabándose los datos cada seis años. Esto fue por un lado, entre jóvenes del grupo etario de 15 a 18 años; y por otro lado, entre adultos jóvenes de 21 a 24 años. Como es lógico, se tuvo en cuenta representativamente a chicos y chicas, a hombres y mujeres, y del mismo modo a judíos y árabes, y a todos los grupos religiosos. El estudio fue realizado por el Macro Centro para Economía Política en colaboración en la Fundación Friedrich-Ebert. Los datos ahora presentados se refieren a una cuarta ronda de investigaciones. Los primeros resultados se habían difundido en 1998.

En este estudio, participaron 1264 jóvenes y adultos jóvenes judíos, de los cuales el 67% se clasificó a sí mismo como derechista conservador; en la primera encuesta en 1998, esta cifra se ubicaba en el 47,8%. Tan solo el 16% se manifestó orientado hacia la izquierda política, mientras que en 1998 la cifra estaba en un 32%. Según declaraciones de expertos del Macro Centro, considerando los demás datos presentes se puede afirmar que la creciente orientación hacia la derecha entre la gente joven de Israel comenzó con la Segunda Intifada que estalló en el año 2000. Desde entonces, esta tendencia ha continuado creciendo de modo que la juventud judía del país sostiene ideas cada vez más conservadoras. “La derecha política ofrece a estos jóvenes respuestas claras con respecto a su Estado, la religió, y asuntos territoriales”, explicó al respecto el director del estudio Dr. Roby Nathanson. “En la izquierda política uno encuentra una serie de opciones de respuestas. No existe esa única respuesta. Los jóvenes, sin embargo, justamente buscan parámetros evidentes y soluciones claras”.

Los cambios también se pueden observar con respecto a la afiliación e identidad religiosas. Mientras que en 2004 alrededor de la mitad de los encuestados (54%) tenía tendencias seculares, esta tasa en 2017 se encontraba en el 40%. Al mismo tiempo, se ha incrementado fuertemente el porcentaje de aquellos jóvenes que se consideran ortodoxos o tradicionalistas. Actualmente, alrededor del 35% de los jóvenes se considera como tradicional, mientas que en 1998 eran aproximadamente el 29%. La proporción de los jóvenes ortodoxos subió de nueve al 15%. Entretanto, la proporción de jóvenes y adultos jóvenes que se consideran religiosos se mantuvo sin cambios entre el nueve y el diez por ciento. Según indicaron los directores del estudio, esta tendencia creciente hacia un estilo de vida judío-religioso no se debe solamente a los hogares, sino que “todo el entorno de vida tiene parte en esto”. El Dr. Nathanson afirmó que “la generación interrogada en 1998 era mucho más crítica y aspiraba a metas que hoy sencillamente ya no son relevantes, como por ejemplo el tema de la paz o el compromiso social. La juventud actual vive en un mundo en el cual los valores son, si bien no menos significativos, sí considerablemente menos variados. Uno se preocupa primero por sí mismo, en el mejor de los casos por su entorno inmediato, y eso basta. Al mismo tiempo, los jóvenes de hoy viven en un entorno en el que el vacío y la inseguridad están siempre presentes. Quien se dedica a la religión recibe valores claros y notorios, se tiene una guía que de otro modo falta”.

A su vez se nota que la juventud israelí actual es mucho más pesimista que la de antes. En 1998 por ejemplo, el 78% estaba seguro de poder concretar sus aspiraciones en el país; hoy en día esa expectativa se redujo al 56%. El Dr. Nathanson atribuye esto a los altos costos de vida con los que deben luchar los ciudadanos en Israel: “Los jóvenes entienden hoy que su horizonte es considerablemente menos “rosado”, que deberán trabajar arduamente y que aun así apenas les alcanzará el dinero ganado”.

Pero al mirar la minoría árabe de Israel se nota mucho más optimismo con respecto a las perspectivas a futuro en el Estado judío: alrededor del 74% está seguro de poder realizar sus sueños en Israel, la cifra más alta desde que se iniciaron los sondeos. Al mismo tiempo se debe tener en cuenta que es justamente este grupo de la población israelí el que aún no se ha percatado de que los abismos entre judíos y árabes en este país representan la verdadera amenaza a la sociedad.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad