Israel se convierte en el banco de datos mundial de reconocimiento del Covid

Antje Naujoks

El Estado judío, casi desde el comienzo de la pandemia, viene haciendo titulares internacionales–primero, por su buena política de salud que hizo que Israel saliera de la primera ola con daños relativamente escasos. Israel era considerado como ejemplo digno de ser emulado, lo que lamentablemente, luego se transformó en lo contrario, de modo que Israel fue el primer país del mundo que nuevamente tuvo que imponer un toque de queda a nivel nacional. En la tercera ronda de confinamiento israelí, el mundo nuevamente miraba hacia el Estado judío, esta vez debido a la campaña de vacunación–en el transcurso de dos meses Israel logró vacunar a tres millones de ciudadanos, incluso dos veces. A Israel le ayudó el tamaño del país con respecto a población y zona de captación, pero esta nación además demostró que la flexibilidad, las soluciones no ortodoxas, al igual que una digitalización de alto grado, pueden valer la pena. No obstante, también intervino algo más: Netanyahu compraba vacunas de manera desenfrenada. Pfizer-BioNTech vio la oportunidad extraordinaria de lograr conocimientos de vacunación amplios y detallados, y aseguró a Israel el reabastecimiento. De este modo, Israel puede presentar a un mundo rezagado en el tema de la vacunación, los siguientes conocimientos: dos semanas después de la segunda vacunación, esta sustancia evita en un 98.9 por ciento un transcurso fatal de la enfermedad y en un 99.2 por ciento un transcurso difícil. Israel a su vez puede contribuir con la información de que los vacunados trasmiten el ­virus mucho menos de lo que se temía en general. La vacuna de Pfizer-BioNTech también ofrece protección contra la variante sudafricana–esta mutación del virus, no obstante, reduce en dos tercios la protección del sistema inmunológico incrementada por la vacuna. Esos son conocimientos que el mundo habría alcanzado mucho más adelante, si no hubiera sido por la campaña de vacunación y la investigación de calidad realizada en Israel.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad