España impulsa el reconocimiento de Palestina por parte de la UE

Zwi Lidar

El gobierno en Madrid cede ante la presión de los partidos de izquierda e intenta aprovechar los desacuerdos existentes en la UE para poner en práctica una agenda a favor de Palestina.

La Unión Europea ya no es lo que era, y eso de modo alguno solamente por la retirada planificada de Gran Bretaña. La ampliación de los Estados miembros con los países de Europa Oriental, la ascensión de las fuerzas de la derecha política en el occidente y los desafíos económicos pero también sociales causados por la crisis de refugiados ha contribuido a que la Unión Europea ya no esté realmente unida. Algunos incluso opinan que se estaría desmoronando, ya que algunos Estados miembros están básicamente divididos por temas fundamentales y centrales.

El primer ministro de Israel, Netanyahu, quien ha notado esto, ya intenta desde hace algún tiempo favorecerse de estas brechas para frenar decisiones a favor de los palestinos en los gremios europeos. Exitosamente apuesta al diálogo con gremios que se encuentran bajo la protección de la UE, pero que no son instituciones de dicha unión, como el Foro Visegrád de los países de Europa Oriental, el Foro Balkan, etc. Entretanto, Netanyahu ya no es el único que apuesta a una política de ese tipo. A él se le unió España, que comienza a caminar por exactamente el mismo camino, no obstante en la dirección opuesta, es decir para impulsar entre los Estados miembros de la UE una agenda a favor de los palestinos. En una reunión cumbre de líderes de la UE que se realizó recientemente en Austria, el ministro del exterior español, Josep Borrell, anunció que él tiene la intención de entrar “en un diálogo intensivo” con sus homólogos para impulsar el reconocimiento europeo de una Palestina soberana.

España es un defensor bastante entusiasta del tema palestino. Visible para el mundo entero, hace algunas semanas atrás lo expresó el equipo de fútbol Real Madrid, cuando recibió con honores verdaderamente reales a la joven palestina Ahed Tamimi, que recién hace algunos meses fue liberada de la prisión israelí, después de que ella pateara y abofeteara a un soldado israelí. Ella recibió grandes homenajes, como la entrega de una camiseta del equipo. Esta benevolencia pública para el asunto palestino encuentra su eco también en la política. Los medios de comunicación españoles informan que la iniciativa del ministro de exterior español Borrell es el resultado de una presión amplia que los partidos de izquierda ejercen sobre el Primer Ministro Sánchez, para lograr que el país reconozca un Estado de Palestina. La tarea de la que el ministro de exterior de España se ha hecho cargo es enorme, ya que dentro de la UE existen opiniones muy diversas con respecto a un reconocimiento unilateral. La opinión oficial de la UE continúa siendo que se debería seguir adelante con una Solución Dos Estados, cuyos detalles deben ser negociados por ambas partes afectadas. Ante el trasfondo de esta actitud, la UE además rechazó las medidas unilaterales del presidente Trump en cuanto a Jerusalén. El ministro de exterior de España, Borrell, quien es más que consciente de eso, ya anunció que, si los estados miembros de la UE no se ponen de acuerdo, España podría considerar la posibilidad de impulsar el reconocimiento de un Estado Palestina a solas o con unos pocos asociados.

Como parece, no le será muy difícil que se diga a España encontrar algunos asociados para este emprendimiento. Solo unos pocos días después del anuncio de Borrell, el ministro de exterior de Irlanda, Simon Coveney, dijo que su país habría apoyado un acuerdo de paz entre Israel y Palestina, y que habría tenido la intención de luego reconocer a un Estado Palestina independiente. “Pero como las negociaciones se han atascado, me parece que sencillamente deberíamos pasar por alto la primera fase, o sea el acuerdo”, anunció él en Dublín.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad