Enemistad hacia Israel a nivel internacional

Mori Lidar

¿Qué tienen en común el ex secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, el primer ministro Netanyahu y el recientemente electo presidente estadounidense Donald Trump? Todos concuerdan en que las Naciones Unidas son injustas con Israel.

En Israel creen no haber escuchado bien. Después de años de quejas del Estado Judío sobre el comportamiento injusto que las Naciones Unidas tienen con ellos, dos semanas antes de retirarse de su cargo, nada más ni nada menos que el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, admitió que la organización estaría “obsesionada con Israel”, que habría promulgado demasiadas resoluciones con respecto a este país y que, desde su punto de vista, también estaría “llena de prejuicios” en su contra.

El ex secretario general utilizó estas palabras en el contexto de un discurso ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, reunido para evaluar la década de servicio del surcoreano en la ONU. “En el transcurso de mis diez años de trabajo, la ONU dictó una cantidad desproporcionada de resoluciones contra Israel, y en informes y debates se posicionaba contra este Estado”, dijo Ban Ki-Moon en esta conferencia realizada en su honor. “Esta realidad hizo que la ONU no realizara su trabajo de la manera correspondiente”. Sin embargo, el secretario general saliente no pudo sino criticar a Israel en el mismo instante; el enfoque de dicha crítica se encontraba una vez más en la política de colonización israelí: “Israel sencillamente tiene que entender que atrae crítica hacia sí cuando, como Estado democrático, continúa con la ocupación militar del pueblo palestino. Debe aceptar que tendrá que responder por eso”.

Quien observa las estadísticas de las resoluciones de la ONU, solo se puede afirmar que Ban Ki-Moon está totalmente en lo cierto con su declaración sobre la desproporcionalidad: durante la pasada década, las Naciones Unidas aprobaron un total de 223 resoluciones contra Israel. Sobre Siria, donde desde hace seis años ruge una guerra civil sangrienta y cruel, durante la cual también se llegó al uso de armas químicas, y según Amnistía Internacional se cometieron incontables crímenes contra la humanidad, la ONU aprobó apenas ocho resoluciones en los últimos diez años.

Con respecto a la declaración de Ban Ki-Moon sobre la política de colonización israelí, en este país se tiene la esperanza de que próximamente haya un cambio, basado en la incorporación de Donald Trump como nueva pieza en el escenario internacional. Hasta ahora, Trump siempre se ha expresado públicamente con mensajes a favor de Israel, y no se lo percibe muy entusiasmado con las Naciones Unidas, por lo que en el futuro se espera poder contar con su apoyo incondicional en este frente.

Algunos días después del discurso de Ban Ki-Moon, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución en la que declaró la política de colonización israelí como una infracción contra el Derecho Internacional. La reacción de Trump ante esta medida no se hizo esperar mucho e incrementó las esperanzas israelíes: a través de su Twitter expresó que “Si bien la ONU tiene un potencial muy grande, actualmente es un club de personas que se reúnen, charlan y pasan un buen tiempo juntos. Eso es muy triste”. Paralelamente hizo llegar a Jerusalén un mensaje de solidaridad corto pero muy claro: “Israel, aguanten, el 20 de enero se acerca”. Naturalmente Trump también tenía listo uno de sus comentarios tajantes sobre el discurso que el saliente secretario de Estado estadounidense, John Kerry, diera sobre su “visión de paz”.  Trump se refirió a que Israel tiene que tratar con muchas docenas de decisiones hostiles de la ONU mientras que otros países, “lugares horribles que tratan terriblemente mal a su gente”, no tienen que soportar ni un solo ataque de la ONU. “Algo está sucediendo”, escribió Trump en Twitter, “y es muy injusto para Israel, muy injusto.” Parece casi irónico que estas palabras posiblemente cuenten con la aprobación ni más ni menos que del ex secretario general de las Naciones Unidas.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad