Enciclopedia del espanto nazi

Mori Lidar

Aunque ya se ha investigado mucho sobre el Holocausto, los trabajos están lejos de terminar. Así lo muestra un proyecto del Museo del Holocausto de Washington, que publicó un material que refiere más de 40,000 lugares en los que se perpetraron crímenes nazis.

Si bien entre la Casa Blanca y el Museo del Holocausto en Washington hay solamente dos kilómetros de separación, la distancia entre ambos nunca antes había sido tan grande. Esto lo reflejó el discurso del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, con motivo del Día Internacional Conmemorativo del Holocausto, tan solo una semana después de su juramentación en el mes de enero de 2017. Si bien Trump habló de persecuciones, no lo hizo en el contexto judío específicamente; es más: el pueblo judío ni siquiera fue mencionado en su discurso. A esto se añade que a varios miembros de su administración se les imputa por tendencias antisemíticas. Pero más allá de esta indiferencia de los políticos, el intento de eliminación del pueblo judío llevado a cabo por el nacionalsocialismo es debidamente atendido en la capital estadounidense. Como prueba de esto, el Museo del Holocausto de Washington publicó una enciclopedia de siete tomos, que informa sobre todos los lugares en los cuales fueron cometidos crímenes nazis contra el pueblo judío.

Se trata de un proyecto a gran escala realizado por el Museo del Holocausto en colaboración con la Universidad de Indiana, que reúne información acerca de todos los lugares en los que el nacionalsocialismo cometió crímenes contra los judíos: campos de trabajo forzoso, ghetos, campos de concentración y exterminio, y lugares de asesinato en masa. Los datos se han registrado lo más detalladamente que fue posible. Un equipo de cientos de científicos del mundo entero contribuyó a la recolección de información y al proceso de escritura de esta significativa obra, que también contiene mapas y declaraciones de testigos. Se hacen indicaciones sobre la ubicación de los lugares, sus características, el número de víctimas (lo más exacto posible) y el de las personas involucradas. Aunque ya existen incontables libros de consulta acerca del Holocausto, lo especial de este proyecto es que aquí también se han registrado minuciosamente los lugares más pequeños del espanto nazi.

De esta manera, esta enciclopedia presenta hechos que hasta ahora en su mayor parte eran desconocidos. Pero lo verdaderamente desconcertante de esta obra es la dimensión del espanto, ya que el número de lugares en los que fueron perpetrados crímenes nacionalsocialistas contra el pueblo judío llega a más de 42,500. Este número es mucho más alto de lo que los investigadores esperaban al planificar la obra. “Incluso científicos que hace décadas se ocupan del Shoa estuvieron asombrados por número de entradas que tuvimos que registrar”, dijo el Dr. Geoffrey P. Megargee, quien se encuentra al frente del equipo de trabajo como historiador editor. “Cuando comenzamos con el proyecto, partimos de la base de tener que redactar alrededor de 5000 entradas individuales. Pero cuanto más profundamente investigábamos, más y más eran las entradas, de modo que en un cierto momento incluso nos preguntamos si realmente podríamos realizar este proyecto. Finalmente, llegamos juntos a la conclusión de que esta obra debía ser lo más amplia posible, ya que nos quedó claro que después de esto ninguna institución de investigación se animaría a iniciar otro proyecto similar”.

El primer tomo enumera los campos de concentración y de trabajo forzoso que fueron instalados por los nazis en los dos primeros años de su dominio. Este tomo publicado en 2009, registra en 1700 páginas más de 1000 campos de concentración que los nazis mantenían, en aquel tiempo todavía exclusivamente en suelo alemán. El segundo tomo de esta enciclopedia se dedica a los ghetos que los nazis instalaron para los judíos. Este tomo publicado en 2012 agregó a la historiografía 200 ghetos que no estaban registrados en ninguna otra obra de consulta. Por su parte, el tercer tomo registra los campos y ghetos de otros países que se habían aliado con los nazis, como fueron Italia y Croacia.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad