El uso del kipá, ¿es un mandamiento o solamente una costumbre?

Mori Lidar

La convocatoria enviada a los judíos de Alemania de salir a la calle sin kipá, ¿es un llamado a la blasfemia o quizás a la salvación de vidas?

En el año pasado, el presidente del Consejo Central de Judíos en Alemania, Dr. Josef Schuster, escandalizó el mundo judío. En una entrevista que él diera a los medios de comunicación alemanes propuso, que los judíos que vivieran en su país escondan sus kipá, ya que de otro modo, se debe temer agresiones con trasfondo antisemítico.

El Dr. Schuster hizo estas exposiciones después de una agresión antisemítica ocurrida en Berlín. Irónicamente, uno de los jóvenes que quería ver si realmente había peligro en Berlín al darse a conocer como judío mediante el uso de un kipá, era un árabe israelí.

Mientras que los judíos en Alemania discuten asuntos de su seguridad y la sociedad alemana debate si el antisemitismo ha regresado a las calles del país, la recomendación del Dr. Schuster pone en primer plano una pregunta del Halajá. ¿Está permitido según la Halajá –según el código religioso judío– no usar en público un kipá, si de ese modo se puede evitar un peligro de vida? Desde hace siglos, el kipá es un símbolo tradicional de ser judío, que los hombres judíos suelen usar desde su tercer año de vida.

La pregunta puede ser respondida sin rodeos con un “Sí”. La Halajá establece claramente, que el cumplimiento del descanso sabático –uno de los mandamientos más importantes– debe posponerse a favor de salvar vidas. En otras palabras: si es asunto de vida o muerte, incluso se está obligado a infringir contra la ley del Shabbat para salvar vidas. Si eso vale para el Shabbat, que ya en el Torá es mencionado como un día descanso a ser tomado como santo, entonces es aún más aplicable al uso del kipá que no es ordenado por el Torá.

Los judíos piadosos dan por hecho el usar un kipá, a pesar de que eso no es mencionado en los escritos bíblicos, y que un sombrero de ese tipo no fue un mandamiento obligatorio hasta el siglo dieciséis. El uso del kipá, que hasta entonces era opcional, al mismo tiempo llegó a ser base de incontables discusiones: algunos eruditos del Torá establecían que es un mandamiento usar el kipá solo durante la oración, otros determinaban que solo se debe ponerlo si se recorre un determinado trayecto de camino, y aun otros opinaban que no existe ningún mandamiento que determine el uso del kipá.

La discusión de esta pregunta del Halajá ya aparece en el Talmud Babilónico, de modo que ya tiene 1,800 años de existencia. Que una parte de los eruditos comenzaran a usar un kipá, lo explicaron diciendo que de este modo siempre se acordarían del Creador, es decir que lo que cubre su cabeza les hace sentir la presencia de Dios. Algo que cubre la cabeza, por lo tanto, es interpretado como “ver el cielo”. Eso es contrario a la costumbre cristiana, que para honrar la presencia de Dios y sus símbolos, se prescribe que se deben quitar el sombrero.

Con referencia a esta y otras fuentes, el uso del kipá se convirtió en costumbre. Recién en el siglo XVI, esta costumbre fue declarada obligatoria por uno de los eruditos religiosos judíos más importantes, el Rabino Joseph Karo. Si bien muchos consideran su fallo arbitral como vinculante, sigue habiendo eruditos, entre ellos también rabinos contemporáneos, que se oponen. Ellos consideran que se debería usar el kipá tan solo para la oración y durante el estudio del Torá. Aun así, muchos judíos religiosos cumplen con esta costumbre como expresión de “ver el cielo”. Pero como no existe una ley del Halajá de usar algo en la cabeza, los judíos también pueden mostrarse sin sombrero en el caso de que el uso del kipá pueda conllevar peligro para sus vidas.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad