El Tribunal Supremo prohíbe al gobierno de Netanyahu tener un ministro

Antje Naujoks

Arie Deri es el líder del partido ultraortodoxo Shas, que es el segundo partido de la coalición después del Likud. Es un socio de coalición muy importante para que Netanyahu mantenga a raya a los políticos extremistas de extrema derecha. Pero el Tribunal Supremo del país —que algunos ven como el símbolo de la democracia israelí y otros como un mero órgano político de izquierdas— dictaminó que Arie Deri no puede ser ministro. Deri, que ya estaba en prisión por delitos fiscales, había sido sorprendido de nuevo en delitos similares. Como la sentencia no había sido anunciada en su momento, acudió a la campaña electoral con la esperanza de que este delito no se interpusiera en su nombramiento para cargos gubernamentales. Pero el Tribunal Supremo dictaminó por diez votos contra uno que Netanyahu debía despedir a este hombre de las filas de la coalición. Nada más conocerse la sentencia, se intentó eludirla. No obstante, el 63% de los israelíes encuestados considera apropiada la decisión del Tribunal Supremo.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad