El rey en evidencia

Mori Lidar

El hijo del cofundador de Hamás dio un breve discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el cual atacó fuertemente a la Autoridad Nacional Palestina. Los representantes del Consejo quedaron estupefactos.

Muy pocos son los momentos en los que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha tratado con benevolencia a Israel. La postura antisraelí de este organismo que debería tratar con temas de la más alta relevancia, llega a tal punto que hace mucho que se le debe denominar como una “farsa hipócrita”. No obstante, a fines de septiembre de 2017, Israel tuvo un momento de satisfacción. Fue algo digno de ser filmado cuando hasta la delegación palestina presente en el lugar se quedó boquiabierta de pura perplejidad.

Era el 25 de setiembre de 2017. El debate marcado trataba del tema “Situación de los derechos humanos en Palestina”. Israel nuevamente se vio expuesto a los ataques de Estados tales como Corea del Norte, Irán, Venezuela y Siria, países que difícilmente pueden ser considerados como amantes de la paz que protejan los derechos humanos y tengan una cosmovisión humanista. Estas y otras naciones lanzaban los reproches corrientes contra Israel: apartheid, limpieza étnica, robo de tierras, crímenes de guerra y terrorismo de Estado. Entonces llegó el momento, el gran momento, en que Mosab Hassan Yousef tomó la palabra.

Este hombre les es conocido a muchos con su antiguo nombre ficticio: “el príncipe verde”. Es hijo del Jeque Hassan Yousef quien, después de sus estudios y consiguiente actividad como imam en Cisjordania, vivió un tiempo en Jordania. Allí entró en contacto por primera vez con la Hermandad Musulmana y comenzó a establecer la misma también en Cisjordania tras su regreso de Jordania, lo que en 1986 llevó a la fundación de Hamás. Su hijo, nacido en 1978, fue uno de los incontables menores de edad palestinos que en la década de 1980 participaron activamente en la Intifada, el levantamiento popular palestino. Mosab también lanzaba piedras contra soldados y civiles israelíes y los atacaba con bombas molotov. Como consecuencia fue encarcelado en Israel por un año. Tras su liberación comenzó a interesarse por el cristianismo, y lento pero seguro, se apartó del camino de la violencia y el terrorismo que su padre seguía practicando con Hamás.

Hace tiempo se sabe que este joven palestino trabajó entre 1999 y 2007 para Shabak, el Servicio de Inteligencia Israelí del Ministerio del Interior. Mosab tenía una relación estrecha con su padre quien, a causa de su posición en las filas de Hamás, se relacionaba con personajes palestinos tan renombrados como Yassir Arafat y Marwan Barghouti. La actividad del joven como informante del Servicio de Inteligencia Israelí llevó a que Israel obtuviera conocimiento de incontables ataques terroristas y sobre todo de atentados suicidas que pudieron ser frustrados a tiempo. Gracias a sus advertencias, Israel también pudo interrumpir a tiempo a las actividades de algunas células terroristas palestinas. Mosab realizó un excelente trabajo que contribuyó a salvar la vida de muchas personas.

Como creyente cristiano en 2007, Mosab se mudó a EE.UU. y escribió un libro sobre su vida que fue publicado en 2010 bajo el título “Mi vida como terrorista”. Desde entonces él también da conferencias sobre el islam y los peligros del terrorismo islámico. Pero en sus discursos también refiere a Israel y no oculta su amor por este país.

En la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Mosab participó por invitación de la organización no gubernamental UN Watch. Después de escuchar los ataques infames contra Israel, tomó la palabra y declaró: “Dirijo mis palabras a la Autoridad Palestina que se presenta a sí misma como el único liderazgo legítimo del pueblo palestino, y pregunto: ¿de dónde proviene esta ‘legitimación’ en realidad? ¡El pueblo palestino no los eligió a ustedes sino que ustedes más bien se auto designaron!”. Y continúa diciendo: “No se sienten comprometidos en absoluto con Palestina, ya que su falta de respeto por los derechos humanos testifica exactamente lo contrario… Ustedes secuestran jóvenes palestinos de dentro de las universidades y los torturan en sus cárceles. También torturan a sus adversarios políticos… ¡Ustedes son los peores enemigos del pueblo palestino! Si Israel no existiera, no tendrían a quien culpar… ¡Usan esta plataforma para hacer creer a la sociedad palestina y a toda la comunidad internacional que Israel es responsable de los problemas que ustedes mismos han creado!”.

La exposición relativamente breve de este hombre fue grabada y puede ser vista en YouTube. También se pueden observar las reacciones de los representantes del Consejo de Derechos Humanos, y rápidamente queda claro que este tipo de palabras no las escuchan todos los días: después de todo, era un príncipe quien señalaba a su propio padre ante el mundo entero y ponía al rey en evidencia.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad