El declive del cristianismo en el Cercano Oriente

Antje Naujoks

No es algo reciente que los cristianos en el Cercano Oriente sean marginados y perseguidos, sino que eso ya comenzó después del tiempo de Jesús. Las pruebas siguen existiendo en Israel, el único país de la región que en la actualidad puede presentar una comunidad cristiana creciente.

Con 2.26 mil millones de seguidores, el cristianismo es la religión más ampliamente propagada del mundo. Las miradas de los cristianos están dirigidas hacia Israel, la cuna de su fe y el lugar de acción de Jesucristo. En el Cercano Oriente, se encuentran las congregaciones e iglesias cristianas más antiguas del mundo. Y fue desde allí, que salieran los primeros cristianos para llevar su fe al mundo. Pero es justamente en el Cercano Oriente, donde desde hace mucho tiempo se hace sentir el declive del cristianismo. Sobre todo en la actualidad se tiene que nombrar a los cristianos como la minoría más perseguida. Eso comienza en Egipto con los coptos, sobre lo que informaba NAI, pasa a través de Siria, el Iraq y continúa. Existe una sola excepción en toda la región: Israel.

Más aún, Israel es patria de la única comunidad cristiana del Cercano Oriente que crece. En los siglos XIX, XX y XXI, los cristianos eran solo una minoría en aquella zona en la que surgió el Estado de Israel en 1948. Mientras que durante la Primera Guerra Mundial los cristianos aún representaban casi el 20 por ciento de la población, en lo subsiguiente, su número fue disminuyendo gradualmente. Para el 1921, se encuentra el dato de 71,400 cristianos, es decir, el diez por ciento de la población total de aquel tiempo. En 1931, ellos ya solo representaban el nueve por ciento, aunque la comunidad cristiana había aumentado a alrededor de 100,000 personas. Esto se debe al aumento de la población a causa de inmigración. En la víspera de la fundación del Estado de Israel, se contó 148,000 cristianos.

Si bien en las primeras décadas del Estado de Israel, el número de cristianos en el país fue disminuyendo, la comunidad cristiana en el Israel actual está creciendo: en 1990, se registraron 114,700 cristianos, en 2000, fueron 135,100 y en el 2009 entonces 151,700 personas, de las cuales, alrededor del 80 por ciento son cristianos de habla árabe. Actualmente, los cristianos representan el 2.1 por ciento de la población total del Estado de Israel. Gracias a un establecido sistema de educación propio, ellos reciben una buena educación, en su mayoría disfrutan de un buen estatus socio-económico, se encuentran en posiciones altas en economía, ejército y política y continúan caracterizando la estructura de ciudades mixtas que tienen cientos de años de existencia, como Haifa y Jafa. Esto hace que Israel en todo el Cercano Oriente sea una isla de florecimiento para los cristianos, mientras que en los países alrededor de Israel sucede exactamente lo contrario a causa de persecución y matanzas.

Para esta historia triste de declive del cristianismo justamente en la región de sus comienzos, se encuentran incluso artefactos que han perdurado por mucho más de mil años, como testifica un objeto hallado recientemente en Hippos (en arameo conocido como Sussita). Los arqueólogos tuvieron que ingeniárselas para interpretar correctamente la supuesta suciedad en este objeto de apenas 170 gramos de peso, y de 4.3 por 4.5 centímetros de tamaño, proveniente del período bizantino. El Dr. Michael Eisenberg del Instituto Zinmal para arqueología de la Universidad de Haifa informa: “Totalmente por casualidad descubrimos que debajo de la mancha se escondía una cruz. Al principio suponíamos que esto era suciedad, pero al seguir investigando descubrimos, que la cruz de plata en la pesa de cobre fue escondida a propósito bajo una capa de plomo y estaño. En cuanto a esto no existen dudas, ya que el punto de fusión de estos dos metales es mucho más bajo que el de la plata. De este modo los cristianos de las épocas tempranas garantizaban que la cruz no fuera dañada.”

Investigadores israelíes, entre ellos el Dr. Alexander Iermolin quien realizó los análisis de laboratorio, indicaron frente a la prensa, que esta ciudad que se encuentra alrededor de dos kilómetros del Mar de Galilea, fundada hace alrededor de 2,200 años atrás, era de características cristianas en el tiempo bizantino. A partir de la primera parte del siglo cuarto, en el lugar incluso existió una sede episcopal. Durante las excavaciones comenzadas en el año 2,000 se descubrió allí no menos de siete iglesias que, sin embargo, fueron utilizadas en diferentes períodos. Después de que Tiberíades en el 635 cayera en dominio musulmán, también Hippos cayó ante los nuevos gobernantes, si bien aquí no se puede ver huellas de destrucción. “Esto indica que las iglesias posiblemente hayan seguido existiendo. Pero esta cruz cuidadosa e ingeniosamente escondida como símbolo cristiano prominente, sin lugar a dudas testifica de que los cristianos ya no podían presentar su fe libre y despreocupadamente en público; y esto ya en un tiempo muy temprano del dominio musulmán; mucho antes de lo que nosotros suponíamos hasta ahora.”

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad