Coronavirus y el antisemitismo en Australia

Antje Naujoks

Israel ha sido el centro de atención mundial en relación a la pandemia. El país se convirtió en la primera nación del mundo en aislarse, cerrando por completo sus fronteras. Por otra parte, se habló de la participación de Israel en la competencia por desarrollar una vacuna. Puede que el país no esté tan involucrado como otros, sin embargo, los judíos estuvieron implicados en el proceso, lo que, como era de esperar, fue un caldo de cultivo para las teorías de conspiración de parte de los antisemitas. La exitosa campaña de vacunación en Israel también fue utilizada por los críticos del país como una oportunidad para acusar a esta nación de todo tipo de abyecciones, entre otras, suministrar vacunas a sus vecinos palestinos. Pueden escucharse las teorías más descabelladas acerca de lo que Israel quiere “hacerle al mundo”, basados en la campaña israelí para vacunar también a los niños y la aparición de una tercera dosis que debe ser suministrada cuanto antes. Queda muy claro cómo la pandemia fomenta aún más el antisemitismo. En la mayoría de los países del mundo, las personas han desobedecido los protocolos oficiales, especialmente en lo que respecta a las normas de distanciamiento. Vinculado a esto, no se han apegado a las normativas que prohíben llevar a cabo grandes fiestas. Recientemente, Australia, un país considerado “tranquilo”, ha sido noticia en este sentido. Una familia australiana violó las normas que establecían el confinamiento total en Melbourne, al celebrar una fiesta de compromiso. Fatalmente se trataba de una familia judía. Este es un delito en el que las autoridades de todos los países atrapan a personas de todas las religiones y color de piel. Este incidente ocurrido en Australia hizo que se leyera en las redes sociales cosas como estas: “A la cámara de gas con ellos”. El personal de las organizaciones judías de Australia confirmó posteriormente que hace tiempo reciben un número cada vez mayor de mensajes de odio antisemita, por lo que este tema va más allá de un simple incidente.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad