Lo que puede lograr un folleto y algo de atención

Llamada

A un miembro de la iglesia Llamada de Medianoche en Dübendorf le gusta repartir, cuando se le presenta la ocasión, un folleto titulado Gracias por ser tan amable. Al entrar en una cafetería en la localidad de Oerlikon, luego de registrarse con su nombre y número de teléfono, debido al protocolo de acción ante la pandemia, dio uno de estos tratados a la dueña del local. Antes y después de esto, oró por la obra de Dios. Esa misma tarde recibió un mensaje en su celular con una foto del folleto, diciéndole que esa reflexión era justo la que necesitaba. La llamó y ambos acordaron reunirse los viernes antes del culto de jóvenes. Hasta el día del encuentro, oró mucho por ella. Llegado el momento, los dos hablaron durante tres horas sobre el cumplimiento de la profecía, el pecado, el juicio de Dios y el Evangelio. Al final, con lágrimas en los ojos, dijo querer a Jesús en su vida, oró y lo aceptó como su Salvador. Al domingo siguiente asistió al servicio, y ahora quiere participar también de un curso básico acerca de la fe.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad