Declaración de Nashville repercute en los Países Bajos

Llamada

La Declaración de Nashville es un documento guía de teólogos mayormente bautistas reformados y enfatiza el entendimiento bíblico de matrimonio, familia y sexualidad. Ya existe una versión en alemán, chino y español de la declaración. Recientemente se publicó una versión neerlandesa, que fue firmada por más de 250 pastores y cristianos reformados en el país. Entre ellos también por el teólogo Piet de Vries, quien enseña en la Universidad Libre (VU) de Ámsterdam. En una entrevista, él comparó la presión por callar a la que están expuestos los creyentes, con la ocupación nazi de Holanda. Eso no fue bien recibido. La universidad inmediatamente se distanció de De Vries e izó la bandera del arco iris como señal de su tolerancia. Varias iglesias reformadas y municipalidades, entre otras de Ámsterdam, Dordrecht y La Haya, siguieron su ejemplo. La universidad explicó: “En la VU puedes ser el que eres, decir lo que piensas, y amar a quien amas.” Aparentemente ese no es el caso para cristianos como De Vries, pero la ironía de su declaración parece que fue pasada por alto por la dirección de la universidad. Como reacción a la Declaración de Nashville, un grupo LGBTIQ organizó una manifestación en Ámsterdam incluyendo un discurso del alcalde. La fiscalía anunció querer analizar la Declaración de Nashville, para ver si contiene manifestaciones de odio punibles. Algunos consideran todo esto una trivialidad: A causa de la libertad de expresión no habrá consecuencias reales para los cristianos. ­Autoridades y fiscalía solamente estarían ejercitándose en “virtue signaling”, como lo expresa acertadamente la frase americana, es decir fingiendo virtud para aplacar a los guardianes de la virtud de la nueva religión LGBTIQ. – Aún así da que pensar, porque es la postura anticristiana cada vez más abierta y más agresiva en política, sociedad y educación europeas.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad