Cómo la ciencia se vuelve cada vez más anticientífica

Llamada

La invitación de la bióloga Marie-Luise Vollbrecht a la Universidad Humboldt de Berlín fue cancelada por motivos de seguridad, porque quería defender los dos géneros en una conferencia y los estudiantes protestaron a causa de ello. Esto confirmó la tesis del libro de Ulrike Ackermann Die neue Schweigespirale. Wie die Politisierung der Wissenschaft unsere Freiheit einschränkt. (La nueva espiral de silencio: Cómo la politización de la ciencia limita nuestra libertad). Thomas Ribi escribe en el diario Neue Zürcher Zeitung: “El hecho de que los activistas de izquierda traten de restringir el discurso público con prohibiciones de expresión y calumnias, hasta tal punto que se haga imposible el libre intercambio de ideas, argumentos y opiniones, se ha convertido en una triste realidad en los últimos años. [...] y las universidades son un importante motor en este desarrollo”. Un ejemplo de la retorcida visión del mundo de los activistas de izquierda lo ofrece el expolítico de Los Verdes, Volker Beck, quien escribió lo siguiente en Twitter con respecto a lo que pasó en la Universidad de Humboldt: “La preocupación por la seguridad no debería ser una razón para cancelar una conferencia en una sociedad democrática. Pero el rechazo al biologismo inhumano de los conferenciantes, sí lo es”. Ron Kubsch comentó: “En otras palabras: según Beck, la afirmación de que solo hay dos sexos biológicos es inhumana”. La determinación del género se ha convertido en una cuestión no científica de sentimientos que nadie debe cuestionar. Esto también se muestra en una entrevista del periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung con la médico del hospital universitario Charité, Prof. Dr. med. Sibylle M. Winter, quien dijo sobre el proyecto de una “ley de autodeterminación”: “La identidad de género es una evaluación subjetiva. No hay diagnósticos como una muestra de sangre o similares. Por eso es muy importante dar a los jóvenes la oportunidad de decirnos lo que piensan sobre su identidad de género. [...] Su valoración subjetiva es decisiva para nosotros. [...] esto significa: no comprobamos, no cuestionamos. No miramos para ver si realmente es así.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad