Claas Relotius y la desconfianza frente a los medios de comunicación

Llamada

A fines del año pasado, la revista Spiegel llegó a los titulares porque uno de sus reporteros fue desenmascarado como cuentacuentos. Claas Relotius, un periodista joven y muy elogiado, inventó partes de historias o historias enteras sobre refugiados, la guerra de Siria y América. Sus textos cautivadores confirmaban los prejuicios de la clase alta de izquierda sobre gente de derecha o las víctimas de diversos conflictos, sin embargo no tenían nada o muy poco que ver con la realidad. Spiegel se expresó compungido y transparente, y los grandes medios de comunicación prevalecientes en el territorio de habla alemana se contuvieron con la crítica a esta revista, porque en tiempos de fake-news (noticias falsas) temían, que el caso Relotius les daría nuevo incentivo injustificado a los teorizadores conspirativos. Los reportajes inventados de Spiegel, sea como sea, confirman la desconfianza que muchos tienen hace mucho tiempo hacia el mundo de los medios de comunicación, que gira alrededor de sí mismo en una burbuja elitista. Y esto tampoco aparece tan injustificado cuando uno observa, por ejemplo, la página principal de Spiegel-Online del 29 de diciembre, 2018. Allí la confesión en cuanto a Claas Relotius se encuentra entre un reportaje de video de una estudiante que se desnuda para vengarse de su profesor burlador (¿qué utilidad tiene esta información más allá de servirle al entretenimiento?), y de una teoría de conspiración cuestionable (y refutada hace mucho) sobre María Magdalena y Jesucristo, elogiada como informe fáctico redescubierto e histórico. No es de asombrarse entonces, que les es cada vez más difícil tomar demasiado en serio a Spiegel y Co.

ContáctenosQuienes somosPrivacidad y seguridad